Saturday, November 08, 2008

BIB AZAHAR 14

QUISIERA

Quisiera ser del mar la eterna amante,
vivir como sirena entre sus olas,
preñada entre corales de amapolas
llegar hasta el orgasmo relajante.

Quisiera ver el mar a cada instante
y en su seno, a un sin fin de caracolas,
pececillos cubiertos de vitolas
o sentirme gaviota vigilante.

Como la luna que en el cielo brilla,
también yo soy del mar su prisionera
soñando sus caricias en la orilla.

¡Por estar en sus aguas bien le diera
de mi barca el velamen y la quilla,
haciendo de su espuma, mi bandera!

***

LIBERACIÓN

A trocha va por la vida
buscando nuevos senderos
y surca mares austeros
que profundizan su herida.

Veredas y vericuetos
divisa en el horizonte
y niebla espesa en un monte
de lucubrantes bocetos.

Todo resulta obsoleto
y su prisma desusado,
mas le mantiene atrapado
en un vegetar discreto.

Al fin se agita indignado
ante su perfil incierto
y prende mecha en el yerto
de su existir trasnochado.

Busca amor desesperado,
mezcla luz en su paleta
y revolviendo la arqueta
de los recuerdos pasados,
dice adiós a aquel planeta
del que al fin, se ha librado.

***


ARRUGAS DE LA VIDA

Las arrugas del alma
la soledad las produce
y la falta de entusiasmo
a la tristeza conduce.

Y las arrugas del cuerpo
son del tiempo galardones
por el paso de los años,
las vivencias y emociones.

También existen arrugas
del hambre y la sed ahijadas,
en estómagos de niños
y en sus vidas mal tratadas.

Hasta el astro poderoso,
en infinito horizonte,
arruga su luz solar
ocultándose en el monte.

Arrugas hace la mar
con su suave movimiento
y la arena de la playa
con la caricia del viento.

La voz también tiene arrugas
cuando queriendo gritar
produce sólo un gemido
que nadie puede escuchar.

Y para colmo de arrugas,
las que produce la ausencia
y el buscar, sin conseguir,
el calor de otra presencia.

Al final, todas coinciden
en la persona acabada,
cuando al terminar su lucha
le espera sólo la Nada.
***
Marisa Ferrer

0 Comments:

Post a Comment

<< Home